Introduzca su búsqueda
Dolor por caries

Qué hacer cuando duele un diente por caries

La caries no es la patología bucal más peligrosa, pero sí es la que mayor prevalencia tiene entre la población, según los resultados de la Encuesta de Salud Oral 2020 realizada por el Consejo General de Dentistas.

Es cierto que el porcentaje ha disminuido en los últimos lustros, pero todavía hay una enorme cantidad de personas que desarrollan caries y que incluso las dejan sin tratar, por pereza o por miedo al dentista, hasta que comienzan a doler.

Como decimos, la caries en sí no es peligrosa. Lo que es peligroso es ignorar su existencia y dejar pasar el tiempo como si fuera a curarse sola. Cuando duele un diente por caries significa que la infección ha llegado al centro del diente (pulpa), donde se encuentran los nervios.

En este punto, la destrucción provocada por la caries es bastante significativa y, si continúas sin ir al dentista para tratarla, puedes llegar a perder el diente afectado. Para que puedas evitarlo, te contamos qué hacer cuando duele un diente por caries y cómo puedes evitar que la infección llegue tan lejos.

Caries

¿Por qué duele un diente por caries?

Una caries es un proceso destructivo generado por la acumulación de placa bacteriana. Cuando las bacterias que hay en nuestra boca se fusionan con los azúcares que liberan los alimentos que ingerimos, la placa se transforma en ácidos. Estos ácidos se adhieren al esmalte y comienzan a disolverlo lentamente.

Es en este momento cuando se forma la cavidad oscura que identificamos como caries. El esmalte es el tejido más duro de nuestro cuerpo; por tanto, una vez la infección consiga perforar esta barrera y traspasarla, la caries no encontrará mayor dificultad para continuar avanzando y alcanzar la pulpa dental.

Este tejido contiene los nervios del diente, que perciben estímulos externos como el frío o el calor. Cuando la infección que arrastra la caries la alcanza, los nervios mandan impulsos a nuestro cerebro y se genera un dolor punzante y esporádico. Como consecuencia tendrás sensibilidad dental y dolores al masticar.

Si llegados a este punto sigues sin acudir al dentista para tratar la caries, la infección continuará y eventualmente puedes perder la pieza.

Cómo evitar perder un diente por una caries

Para evitar perder un diente cuando duele a causa de una caries, recurrimos a la endodoncia. Con este tratamiento, que se realiza con anestesia local, accedemos a la cámara pulpar y extraemos minuciosamente la pulpa y los nervios infectados. Después, rellenamos la cavidad con materiales biocompatibles y sellamos bien el diente para evitar nuevas infecciones. Por último, reconstruimos la corona para que el diente recupere su aspecto original.

La endodoncia es la última oportunidad que tenemos para salvar un diente que se ha visto muy afectado por una caries, pero lo ideal para evitar perder un diente por esta patología es:

  • Acudir periódicamente al dentista para comprobar el estado de salud de tus dientes. Hay caries que no son tan visibles y es con ellas con las que debemos tener especial cuidado, pues la caries avanza con mayor rapidez en aquellas zonas en las que nuestra higiene es más deficiente. Visita a tu dentista para que pueda detectarlas y sanarlas a tiempo, cuando aún es posible recurrir a un empaste, y evitar que te causen dolor.
  • Tener una óptima higiene oral. Recuerda cepillarte los dientes todos los días, especialmente después de comer y antes de irte a dormir, y complementa tu cepillado con otros instrumentos de higiene como la seda dental o el colutorio.
  • Vigila tu alimentación. Los azúcares responsables de las caries también están presentes como azúcares añadidos en productos prefabricados. Trata de limitar el consumo de azúcar en tu dieta habitual.

Si sigues estos consejos, conseguirás que las caries queden como un pequeño susto y que tu salud oral no se vea perjudicada a largo plazo. ¡Llámanos si buscas una clínica dental en Las Palmas!

+ INFO