Introduzca su búsqueda
niña con mordida abierta

Mordida abierta. ¿Qué es y cómo corregirla?

La mordida abierta es una condición dental que afecta a muchas personas en todo el mundo. Se refiere a la situación en la que, al cerrar la boca, los dientes superiores e inferiores no hacen contacto adecuado, dejando un espacio visible entre ellos.

Este problema no solo puede afectar a la estética facial, sino que también puede tener implicaciones en la función oral y la salud en general.

¿Qué es la mordida abierta?

La mordida abierta es una maloclusión que se caracteriza por la falta de contacto entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada. En una mordida normal, los dientes superiores e inferiores deben encajar al cerrar la mandíbula. Sin embargo, en una mordida abierta, este contacto no se produce, dejando un espacio visible entre los dientes frontales superiores e inferiores.

Esta condición puede afectar tanto a los dientes anteriores como a los molares, y puede presentarse en la mandíbula superior, inferior o en ambas. La mordida abierta puede variar en gravedad, desde casos leves en los que el espacio es apenas perceptible hasta situaciones más severas en las que el espacio es considerable.

Causas de la mordida abierta

Entender las posibles causas de la mordida abierta es fundamental para determinar el enfoque correcto para corregirla. Algunos de los factores que pueden contribuir a este problema incluyen:

  1. Hábitos de succión del pulgar o chupete: los niños que desarrollan hábitos de succión prolongados, como chuparse el pulgar o usar chupete, pueden estar en mayor riesgo de desarrollar una mordida abierta. Estos hábitos pueden afectar el desarrollo normal de los dientes y la mandíbula.
  2. Genética: la predisposición genética también puede desempeñar un papel en la aparición de la mordida abierta. Si hay antecedentes familiares de maloclusiones, es posible que haya una mayor probabilidad de desarrollar este problema.
  3. Mal desarrollo de la mandíbula: problemas en el crecimiento y desarrollo de la mandíbula pueden contribuir a la mordida abierta. Esto puede incluir un desequilibrio en el crecimiento de los huesos maxilares o mandibulares.

¿Cómo corregir la mordida abierta?

Su corrección puede variar según la causa y la gravedad del problema. Aquí se presentan algunas opciones comunes para corregir la mordida abierta:

  1. Ortodoncia: el tratamiento ortodóntico, como el uso de Brackets o alineadores transparentes, es una opción común para corregir la mordida abierta. Los aparatos ortodónticos aplican presión controlada sobre los dientes para moverlos gradualmente a la posición correcta y cerrar el espacio entre ellos.
  2. Terapia de ortodoncia funcional: en algunos casos, especialmente cuando la mordida abierta está relacionada con problemas en el desarrollo de la mandíbula, se puede utilizar la terapia de ortodoncia funcional. Este enfoque implica el uso de dispositivos especiales para corregir el crecimiento y la posición de los huesos maxilares y mandibulares.
  3. Cirugía ortognática: en situaciones más severas, donde la mordida abierta no se puede corregir completamente con ortodoncia convencional, se puede considerar la cirugía. Este procedimiento quirúrgico corrige la posición de los huesos maxilares o mandibulares para lograr una mordida adecuada.

Si te identificas con la mordida abierta o crees que podrías tener este problema, te animamos a contactar con nuestra clínica. En Brånemark Las Palmas, nuestro equipo de expertos en ortodoncia y odontología está aquí para ayudarte a encontrar la mejor solución para ti.

Compartir en Redes Sociales: Facebook Twitter Whatsapp LinkedIn Telegram Email
Reactivación PYMES