Introduzca su búsqueda

Cómo ponerse y quitarse adecuadamente la mascarilla

El personal de la clínica dental siempre hemos tenido que utilizar mascarilla mientras duraba el tratamiento con un paciente. Se trata de una medida de higiene y seguridad básica que permite evitar posibles contagios. Ahora más que nunca, y debido a la situación que estamos viviendo, se ha vuelto una herramienta fundamental dentro del protocolo que estamos siguiendo. 

Es por ello que todo el personal del Centro Brånemark Las Palmas sigue escrupulosamente las recomendaciones de uso de las mascarillas durante toda toda la jornada laboral.

Muchos de nuestros pacientes tienen dudas sobre cuál es la manera correcta de ponerse y quitarse la mascarilla, ya que no están acostumbrados a su uso. De hecho, es realmente importante saber cómo se debe hacer, puesto que, de lo contrario, podemos llegar a infectarnos con nuestra propia mascarilla.

Aquí te explicamos cuál es el paso a paso para ponerte y quitarte la mascarilla de una manera adecuada:

Un ajuste cerrado de la mascarilla en la piel de la cara es de vital importancia.

La cara externa de la mascarilla debe considerarse contaminada, por lo tanto cualquier contacto directo de la superficie externa de la mascarilla debe ser evitada.

Para retirar correctamente la mascarilla debemos coger las cintas de la mascarilla por detrás de las orejas y retirarlas lateralmente sin tocar la cara externa de la mascarilla.

Retira la mascarilla de la piel de la cara hasta que la superficie externa esté fuera del alcance.

Antes de volver a ponerse la mascarilla, se debe mantener la mascarilla lejos del cuerpo de forma que no se pueda contactar con nada.

Para volver a colocártela, coge las cintas con las dos manos para evitar el contacto directo con la superficie externa de la mascarilla.

Al ponértela de nuevo, aplica una suave presión de la mascarilla contra la cara para evitar cualquier arruga en la mascarilla.

Colócate las cintas por detrás de las orejas. 

La posición de la mascarilla se corrige desde el interior, las manos tienen que haber sido lavadas antes de este procedimiento. Debemos asegurarnos que la mascarilla se adapta perfectamente de nuevo. Si hubiera contacto directo con la superficie externa de la mascarilla por haber sido inevitable para conseguir una adaptación perfecta, las manos deben ser desinfectadas inmediatamente, ya que se consideran contaminadas.

Fotos cedidas por el Dr. Troeltsch