Enter your keyword

Ortodoncia

La ortodoncia es la rama de la odontología que se encarga de solucionar problemas bucales relacionados con la malposición de los dientes.

La mala oclusión y posición de los dientes, además de afectar al aspecto de la sonrisa, dificulta los movimientos de la boca y  por tanto el buen funcionamiento de la articulación temporomandibular. También dificulta una higiene correcta.

En la actualidad, los numerosos avances científicos en materia de ortodoncia han permitido crear nuevos aparatos dentales que, cada vez más, se adaptan a las necesidades de los pacientes.

 

Brackets tradicionales

La Ortodoncia tiene una doble finalidad: mejorar la función de la boca y la estética del paciente. Respecto a la función bucal, tener una correcta posición dental y una adecuada oclusión ofrece numerosas ventajas como: facilitar la higiene, prevenir los problemas de caries y encías o mejorar la articulación encargada de abrir y cerrar la boca. En el caso de los brackets metálicos, son la opción más tradicional de ortodoncia. La presión ejercida entre los brackets y el arco dental va desplazando poco a poco los dientes hasta conseguir la posición deseada por el ortodoncista.
 

Brackets estéticos

La creciente preocupación por la estética ha hecho que los brackets estéticos sean una de las opciones de ortodoncia más elegidas por los pacientes. Se trata de unos brackets que están fabricados en cerámica o zafiro y tienen la particularidad de conseguir mimetizarse con el color original del diente.Gracias a esta característica, resultan altamente estéticos y mucho más discretos que los tradicionales brackets metálicos. El mecanismo de este tipo de brackets es el mismo que en los metálicos. Están formados por un arco dental que se encarga de unir los brackets que están colocados en la cara exterior de los dientes.
 

Ortodoncia invisible (Invisalign ®)

Es la ortodoncia más demandada por las personas adultas. Es el tratamiento más diferente en cuanto al tipo de técnica a utilizar, ya que consta de unos alineadores transparentes que se ponen y se quitan a lo largo del día. Estas fundas son diseñadas de manera personalizada e individualizada para cada paciente utilizando un software en 3D que, además, permite comprobar cuáles van a ser los resultados en la boca antes incluso de comenzar con el tratamiento. Para conseguir unos resultados óptimos, el paciente deberá llevar los alineadores puestos un mínimo de 22 horas, quitándoselos únicamente en las horas de las comidas y durante la limpieza bucal diaria.